Carrito Envío gratis en la compra de 24 pares de zapatos o tenis de cualquier categoría
Mi Carrito Llevas un total de MXN
Icono usuario
Cambiar Nav
Mi Carrito Llevas un total de MXN

¿CÓMO CUIDAR TUS ZAPATOS DE PIEL?

Cuando adquirimos prendas o diferentes tipos de aparatos, preguntamos por los cuidados que deben tener. Sin embargo, con los zapatos no siempre es así. Es por eso que hoy te traemos cómo cuidar tus zapatos de piel para que siempre luzcan como en el primer día.

Si al comprar zapatos de piel notas que con el tiempo pierden color, brillo o que la superficie comienza a agrietarse, es posible que no les estés dando el tratamiento que requieren o que no sepas a ciencia cierta cómo cuidar tus zapatos de piel. A diferencia de otros materiales, la piel es un material muy bello y destaca por su durabilidad, sin embargo requiere de cuidados especiales para conservarse después de un tiempo de uso prolongado.

Es por eso que te dejamos estos sencillos consejos para que comiences a aplicarlos y que tus zapatos de piel luzcan siempre como nuevos. Cabe recalcar que si posees una tienda, también debes tomar nota para conservar los modelos que exhibes ya que – aunque sigan nuevos y sin uso- estos también están expuestos al polvo y a diversas condiciones climáticas (como la humedad, por ejemplo).

Identifica el tipo de piel

Lo primero es conocer exactamente esto, ya que cada piel es distinta y por lo tanto, se cuida de manera diferente. Todo dependerá del tono y el acabado. Esto es vital, ya que con base en esta diferencia los cuidados pueden variar. Como ejemplo de esto tenemos a los zapatos de cuero contra los de charol blanco: el cuero generalmente es oscuro y requiere de ceras con tonos similares, mientras que al charol se le puede incluso untar leche para mantenerlo hidratado.

Cada piel es un mundo e identificarla te permitirá llevar a cabo el proceso adecuado de mantenimiento.

Limpia al final del día

Ya sea que los hayas usado o que el par haya estado todo el tiempo en el aparador, es necesario que retires toda la suciedad que se acumuló a lo largo del día. Esto debido a que el polvo y más cosas que ensucien la piel pueden terminar por agrietarla si no se limpian por tiempo prolongado (además de que también pueden decolorarla y hacerla lucir seca).

Como dijimos, dependiendo del tipo de piel será el modo de limpieza, pero de cualquier modo siempre puedes recurrir al tradicional trapo seco e incluso un poco húmedo. Si tus zapatos son de cuero – y llevan un tiempo prolongado sin ser limpiados- puedes aplicar agua con jabón neutro para quitar todas las manchas.

De igual manera podrás aplicar ceras hidratantes según sea el caso. Asegúrate de que sean del tono y tipo correcto para tu par.

Guárdalos bien

Procura guardar tus pares lejos de la humedad y el calor. Si se mojaron y deseas secarlos, evita ponerlos al sol, ya que esto puede agrietar la piel. En vez de eso puedes intentar rellenándolos de papel periódico para retirar la humedad de forma paulatina.

Asimismo, los cuidados más especiales dependerán de qué tanto el zapato se use o permanezca guardado. Si no se usa con mucha frecuencia, con un encerado cada mes, se mantendrán perfectos. Por el contrario, si se les da más uso, será necesario realizar los cuidados con más frecuencia.

Conclusión

Como ves, nuestra piel no es tan diferente a la del calzado y ambas requieren de ciertas atenciones para permanecer bellas y radiantes. Comienza a aplicar estos pequeños tips y verás cómo tus zapatos de piel se mantienen como nuevos por mucho más tiempo.

Recuerda que en Grupo Cachorro poseemos un amplio catálogo de modelos en distintos materiales que puedes consultar en nuestra página web.

Acércate con nosotros y descubre por qué somos la mejor opción de calzado por mayoreo en México.


Comparte nuestras redes sociales:  Icono Facebook  Icono Instagram